Vuelta a la decoración rural y sencilla

Desde siempre nos ha gustado mucho la decoración rural y artesanal porque creemos que va mucho con nuestra forma de ser y filosofía de vida, pero desde que Ikea compartió en su web estas fotografías nos hemos enamorado por completo... ¿y quién no?

Echa un vistazo a la casa de Rebecca (alfarera) y Andrew (dibujante); es un reflejo de su gusto por las texturas, los materiales «puros» y la artesanía tradicional. «Para nosotros, la artesanía es muy importante, ya que nos ganamos la vida con ello», explica Rebecca. «Reformamos esta casita nosotros mismos, por eso tiene un aspecto «imperfecto».

Vamos aprendiendo cosas nuevas sobre la marcha, y los niños van ganando cada vez más confianza a la hora de trabajar con las manos. Las imperfecciones son bellas; dan un toque más entrañable y personal a los espacios». Rebecca nos abrió las puertas de su casa…

REPARTICIÓN DE TAREAS… Andrew y yo ejercemos de padres a partes iguales; trabajamos medio día desde casa, él como dibujante y yo como alfarera, y el resto del tiempo cuidamos a nuestros hijos. No es fácil organizarse, pero es la única forma de que Wren (5 años) y Fred (3 años) puedan estar con los dos; les encanta hacer cosas con nosotros (cocinar, cuidar del jardín, etc.). Por otro lado, es la única forma de que Andrew y yo podamos desarrollar nuestra faceta profesional.

LAS CASAS PEQUEÑAS DAN MENOS TRABAJO… ¡Hay muchas menos cosas que limpiar! Hacemos limpieza a menudo porque no nos gusta acumular cosas. La gente que vive en casas grandes tiende a acumular más cosas, y eso también hace que recogerla y limpiarla lleve mucho más tiempo.
«Para nosotros es muy importante comer juntos a diario.
Es un momento fantástico para ponernos al día sobre nuestras cosas y que los niños prueben alimentos nuevos»
Rebecca, alfarera, Reino Unido
Renueva tu cocina con tejidos
Oculta los electrodomésticos tras cortinas; son muy fáciles de cambiar cada vez que te apetezca. «Mi pasión por los tejidos la heredé de mi madre», explica Rebecca. «Aportan textura a los hogares».
Deja que tus hijos te ayuden en la cocina
«A Fred y Wren les gusta ayudarnos a cocinar, y a nosotros nos parece fantástico», comenta Rebecca. «Es divertido, y les ayuda a desarrollar habilidades y a aprender cosas sobre los alimentos. Lo que más les gusta es cascar los huevos para hacer pasteles»
Alimentos a la vista
Para evitar ir muy a menudo a comprar y desperdiciar tanta comida, guarda los alimentos de forma que los tengas a la vista; así puedes ver claramente lo que tienes y lo que no. «A mí me gusta el aspecto tradicional y la practicidad de los tarros de vidrio», comenta Rebecca.
Apuesta por los diseños atemporales
«Antes de poner cualquier cosa en casa, nos lo pensamos dos veces. Comprobamos que realmente quede bien, que nos resulte práctico, y que nos vaya a durar mucho tiempo; no nos gusta el consumo innecesario. Nuestro sofá vintage es una de nuestras piezas preferidas; el paso del tiempo le sienta de maravilla».

«Nuestra casa combina piezas de estilo vintage y hechas a mano con objetos que hemos ido recopilando a lo largo de los años»

Rebecca

Haz algo original en las paredes
«La pared del vestíbulo está empapelada con hojas de uno de los libros preferidos de Andrew; le encantaban sus imágenes y ahora puede verlas cada día. Nos gustaría que nuestros hijos aprendieran desde niños a hacer cosas con las manos. Hay detalles, como la pizarra de la pared, que les resultan muy útiles en ese sentido».
Diseña un dormitorio de estilo rústico y acogedor
«El dormitorio lo utilizamos básicamente para dormir, por eso tiene un aspecto tan sencillo y ordenado. A mí me encanta la ropa de cama y suelo combinar varios juegos; así el dormitorio tiene un aspecto más original y acogedor. También me gusta mucho la mesilla de noche porque me permite tener los libros, documentos y revistas guardados».
Diseña un dormitorio compartido y práctico para tus hijos
«Antes, Wren y Fred tenían cada uno su propio dormitorio, pero nos pareció que no tenía mucho sentido porque el de Wren era minúsculo y Fred estaba solo en el suyo. Cuando cambiamos a Wren de dormitorio, pusimos cosas de su dormitorio anterior (el colgador, por ejemplo) para que no notara tanto el cambio».
Monta un espacio de trabajo sencillo
«Desde que comencé a hacer mis primeras clases de alfarería ya tuve claro que me gustaría dedicarme a ello toda la vida». No se me daba muy bien, pero me gustaba muchísimo. Mi taller es sumamente práctico; en realidad, sólo necesito un torno, un taburete cómodo, una buena iluminación y algunos estantes y soluciones para guardar las herramientas. Es un espacio que me permite aislarme y trabajar tranquilamente».

- Equipo Vela Pao - 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *