Casa de San Martín, en el corazón del Pirineo Aragonés

Tenemos muchas ganas de visitar Aragón. La verdad que no hemos ido mucho y creo que es una zona preciosa que tenemos un poco olvidada. El otro día me sumergí en Internet sin mucha idea de qué buscar, pero una cosa me llevó a otra y acabé encontrando este maravilloso hotel, Casa de San Martín. Tenía todo lo que buscábamos. Está en medio de la naturaleza y es perfecto para desconectar de la ciudad y reconectarte contigo mismo y el medio rural.

Casa de San Martín

Casa de San Martín se encuentra en un entorno privilegiado, en pleno corazón del Pirineo Aragonés y a las puertas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Perdida entre montañas y bosques, es el refugio perfecto para relajarse con un buen libro frente a la chimenea o dando largos paseos en plena naturaleza. Un lugar con carácter y mucha historia reconvertido en hotel. Aquí no existe la prisa!!! 

Asentada en la cima de un promontorio, como una alta meseta, larga y estrecha, flanqueada por dos barrancos en precipicio, la casa parece la quilla de un barco en tierra. Desde allí se domina un valle muy amplio y el cinturón de montañas que lo circunda. En todo lo que alcanza la vista sólo hay vegetación, bosque de coníferas, cultivos y algunas aldeas abandonadas y perdidas.

Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín

Propiedad del Monasterio de San Victorián y posteriormente casa de labranza, vio el despoblamiento del valle en la segunda mitad del siglo XX por una presa que nunca se llegó a construir...
La construcción del actual edificio de piedra comenzó en el siglo XVIII, y ha sido recientemente restaurado con esmero para ofrecer todo el confort de la vida moderna en un elegante entorno rústico.
La propiedad consta de 92 hectáreas y está rodeada por bosques de pinos y robles. Los muros de la casa de San Martín son testigo mudo, desde su atalaya privilegiada, del paso del tiempo.

En la casa no hay televisión...
Sólo para amantes de la naturaleza...

Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín
Casa de San Martín

Diez habitaciones, bautizada cada una con el nombre de una flor, de comodísimas camas, suaves edredones envueltos en fundas nórdicas de puro algodón egipcio mercerizado e impresionantes vistas al valle. De decoración rústica y muy acogedora... En las paredes, colores cálidos que combinan a la perfección con la piedra y la madera ya existentes...
Los baños resultan sorprendentemente espaciosos, gozan de luz natural y magníficas vistas... Baldosas de barro, piedra y madera componen esta estancia como un lugar de confort y relax.

¿Suena bien, verdad?
Con lo que nos gusta a nosotros el turismo rural... ¡Qué ganas tenemos de ir!

- Equipo Vela Pao -

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *